Cuando día sí y día también te toca escribir algún artículo para un blog pueden suceder dos cosas: la primera, que te guste el tema, lo conozcas y con buscar un par de cosas te salga solo; la segunda, que no tengas ni papa (la más común) y te toque documentarte correctamente hasta dar con el punto que busca el cliente. La primera es más fácil, la segunda no tanto, así que, como me gustan las cosas difíciles, vamos a ver cómo podemos escribir en un blog un post de los complicados.

Escribir en un blog sobre algo de lo que no tienes ni idea es posible

Dermatología, productos médicos, moda, turismo, redes sociales… los temas sobre los que he tenido la oportunidad de escribir son de lo más diversos y, por supuesto, no soy experto en todos. ¿Es posible escribir en un blog sobre temas de los que no tienes ni idea? Aunque suene mal, sí, es posible y, una vez tienes cierta soltura, hasta sencillo.

Lo más seguro es que muchos de los posts que lees diariamente sean escritos por personas que no tienen ni idea, pero que sí son capaces de dedicar su tiempo a documentarse, investigar y dar forma a un texto coherente capaz de convencer. Para mí, esto tiene incluso más mérito, pues supone adaptarse a un tono de comunicación, a un lenguaje y a unos términos que, posiblemente, no han visto en su vida.

Pero lo que sí que sé es que hay ciertas cuestiones que es necesario tener en cuenta para escribir en un blog y que se comparten independientemente del tema que tratemos. Estructuras de escritura similares, recursos apelativos e incluso un propósito común, que es el que más abunda en internet y el que suelen pedir los clientes: el didactismo.

Si tienes clara la estructura, el objetivo y, aun mejor, el público al que te diriges, con un poquito de documentación debería ser suficiente.

Vale, todo esto está muy bien, pero, ¿qué debo hacer para escribir en un blog correctamente? Tranquilo, vamos a ello.

5 normas generales para escribir un post

Voy a intentar resumir en siete pasos lo que yo suelo hacer cuando se me planta delante un tema complicado. Escribir en un blog no siempre es sencillo, requiere documentación, investigación de otros blogs (la competencia también) y meterte en la piel del público que te va a leer. Es un ejercicio de empatía interesante.

1. Documentación SEO

Empezamos por el apartado más técnico de la escritura orientada a internet. Podemos escribir y ya está, dejarnos llevar por la creatividad que nos permita el tema, pero si queremos que el texto sea efectivo, con eso no basta. En primer lugar deberemos saber qué busca la gente sobre el sector y, para ello, aunque herramientas como SEMrush nos vienen como anillo al dedo para buscar keywords de cola larga (búsquedas concretas como “mejores gafas polarizadas para hombre”), también podemos hacerlo con herramientas gratuitas como el Keyword Planner de Google Adwords. Lo ideal en estos casos es hacer una buena keyword research, crear una hoja de cálculo en Excel (o el programa de turno) en el que dividamos las palabras clave por temática (ubicaciones, emociones, productos o lo que corresponda) y rellenarla hasta tener unas 10-20 de cada tipo (según la competitividad del sector) ordenadas por su volumen de búsqueda (cuanto más alto mejor) y su competencia (cuanto más baja mejor); cuando localicemos las palabras clave con un equilibrio entre esos dos conceptos, esa es la nuestra.

En el caso de SEMrush (¡segmenta el país antes de ponerte a toquetear keywords!), deberemos jugar con dos informes concretos, el de Palabras clave de coincidencia de frase (variaciones de la keyword que has introducido que la gente usar para buscar) y el de Palabras clave relacionadas (diferentes keywords que tienen relación con la que has introducido).  Una vez te introduces dentro de los informes completos, debes utilizar los filtros para mostrar las keywords que te interesan (un volumen de búsqueda mayor a…, que contenga más de X palabras, con una keyword difficulty menor a…, etc.).

Keyword research en SEMrush

Otro truquito para saber por dónde empezar es irnos a Google, escribir una palabra que creamos que identifica correctamente al sector y después introducir un * (asterisco) delante y/o detrás de la misma.

Búsqueda de temas para posts en Google

2. Documentación temática

No todo va a ser SEO. El primer paso y este segundo casi se pueden realizar simultáneamente, ya que para sacar ideas de palabras clave lo más seguro es que lo primero que tengas que hacer es buscar sobre el sector en Google.

Esto no tiene mucho más misterio. Dedicamos de 30 minutos a 1 hora (según la complejidad del sector) a buscar de qué se habla y qué dice la gente. Seguro que encontramos algo que nos inspire y con la que pasar al siguiente paso.

3. Especificación del titular

Parece sencillo, pero no lo es. Así que vamos a recapitular: tenemos en nuestro poder una hoja de cálculo de Excel con unas cuantas keywords organizadas por temática y por volumen de búsquedas/competencia, tenemos una selección clara de cuáles son las keywords de cola larga con la que tenemos más posibilidades de competir y tenemos una relación de los temas que se suelen tratar y lo que dice la gente.

Ahora debemos delimitar el titular que va a resumir el tema. Por cuestiones de las restricciones del title del snippet de Google, te diría que este titular no debería superar los 67 caracteres, pero si no quieres ser tan estricto, déjate llevar, ya lo resumirás después cuando especifiquemos los términos identificativos de SEO para el post.

Recomendaciones varias sobre este tema. Como he dicho al principio, la gente suele buscar didactismo en la red; quiere saber cómo hacer algo, qué es algo o cuál es la mejor manera de hacer algo. La conclusión es muy sencilla:

  • Las listas tipo “Los 10 mejores consejos para…” triunfan.
  • Los “Cómo conseguir…” también tienen bastante aceptación.
  • Los “La super lista definitiva para…” sorprenden.

Esto son solo algunos de los ejemplos que más abundan en internet y dan resultados para escribir un post en un blog: ofrecer listados de asuntos de interés que la gente pueda escanear, hacer tutoriales para conseguir algo y presentar algo extraordinario (aunque luego no lo sea tanto).

Por supuesto, no nos olvidemos de incluir nuestra keyword principal en el titular, si no Google te castigará.

4. Ahora sí, a escribir

Resulta curioso que un artículo que iba sobre cómo escribir en un blog, trate la escritura como el cuarto paso, ¿verdad? Pero esto es así, en Internet la creatividad importa mucho, pero hay que bajar los pies al suelo y prestar atención a otros asuntos que no son tan creativos.

A la hora de escribir sí que es cierto que cada maestrillo tiene su librillo. Yo voy a hablaros de lo que suelo hacer yo, que puede ser mejor o peor, pero no deja de ser una forma. En primer lugar, determino la keyword principal del artículo, la que saldrá en el titular, y luego me planteo de dos a tres más que actúan como secundarias para reforzar la primera. Las densidades de palabras clave hace ya meses que dejaron de tener importancia, sin embargo considero que, al menos la principal, tiene que tener una presencia de entre el 2% y el 4% como normal (puedes utilizar la extensión SEOQuake para medirlo), ya no por determinar el tema para la arañita de Google, sino también para que el usuario lo perciba como tal a lo largo del texto.

Las keywords secundarias pueden ser sinónimos o palabras relacionadas que permitan reforzar a la primera. Normalmente con dos es más que suficiente, y suelo utilizarlas en titulares H2 y las menciono dos o tres veces a lo largo del texto intentando no abusar.

Los titulares es otro asunto bastante importante. Acostumbro a organizar el post con ellos, puesto que es la mejor manera tanto para que el usuario sepa lo que va a leer de seguido como para que Google sepa de qué va el texto. Utilizo desde el H1 (el título del artículo) hasta H3 (subdivisiones de un H2 superior). ¡No los uséis porque la hoja de estilo les ponga formatos guays!

5. No te olvides del title, la meta-description y la url amigable

Esos viejos amigos que si se te pasan por alto pueden suponer una catástrofe. En WordPress existen plugins como el Yoast SEO que te añaden un bloque debajo del cuerpo de texto para personalizar estos campos en el snippet de Google. Si trabajas con un CMS personalizado, si no está ya, es lo primero que le tienes que pedir a tu equipo de desarrollo en lo relacionado a un blog, así como un campo donde introducir la url por la que quieres que se acceda al post.

El title posiciona, la meta-description no, pero ayuda. En el title recomiendo incluir el titular del artículo, aunque tengas que resumirlo para encajarlo en los caracteres que se recomiendan (unos 67) seguido de un separador tipo “-” o “|” y el nombre de la página, así también posicionaremos por la keyword corporativa.

Como he dicho, la meta-description no posiciona, pero ayuda. Es recomendable incluir también la keyword principal en la misma, porque recuerda, si esta información sale en Google es porque alguien ha buscado esa palabra clave, lo que hará que la misma salga en negrita tanto en el titular (si la mencionamos) como en el descripción del snippet. Esto generalmente ayuda a aumentar el CTR (clics/veces que se muestra), uno de los parámetros que afectan al posicionamiento, puesto que demuestran el interés que tiene el usuario en nuestro post, en este caso. Cuanto más interés generemos, Google nos dará más autoridad en la keyword buscada.

Utilización de la keyword en la meta-description

Para generar interés con la meta-description hay algunos trucos básicos:

  • Introducir la keyword buscada en ella para que salga en negrita.
  • Escribir una descripción atractiva, que llame la atención y apele al usuario.
  • Incluir emojis en la descripción, sea una carita sonriente, un sobre de correo electrónico o lo que tenga que ver con lo que escribas.
  • Jugar con la capitalización de las palabras, es decir, Escribir La Primera Letra de Cada Palabra En Mayúscula llama más la atención. Úsalo en determinadas frases, si lo escribes todo así el resultado es horrible.

Por último, no olvidemos la url de acceso de la que hablaba antes. Personalízala y hazla atractiva, menciona en ella también a la keyword principal para que salga en negrita en las SERPs de Google.

***

Al final solo nos queda previsualizar el artículo y pasarle la Diagnosis de nuestro amigo SEOQuake. Esto nos dirá si el artículo está bien estructurado, tiene su title, su meta-description o las imágenes tienen puesta su correspondiente etiqueta ALT (¡que no se te olvide!). Si además compruebas el tema de la densidad que mencionaba antes para estar en el estándar, pues ya está, ¡ya tienes tu post!

Diagnosis de SEOQuake

¿Te ha gustado esta guía? ¿Usas otros trucos que pueden resultar interesantes? Pues ya sabes, hablamos en los comentarios. Toda información adicional para completar estos consejitos para escribir en un blog es bien recibida 🙂